top of page

¿Los pacientes pueden usar las prendas de presión durante ejercicios de rehabilitación?

Lic. Yu-Li SUNG (Fisoterapeuta), Directora, Dispositivos Médicos

de la Fundación Sunshine

 

¿Usar o no usar prendas de presión durante los ejercicios de rehabilitación? Muchos terapeutas nos hacen a menudo esta pregunta. Por un lado, queremos asegurarnos de que el paciente use prendas de presión durante la mayor cantidad de horas posibles durante el día para lograr un mejor control de la cicatriz. Esto es especialmente decisivo cuando el crecimiento de la cicatriz hipertrófica se encuentra en su fase más activa. Por otro lado, las prendas pueden resultar incómodas o el paciente puede sentir que le impiden los movimientos. En este artículo, explicaremos cuándo se deben quitar o mantener las prendas, pero lo que es más importante, también explicaremos los puntos clave a los que los terapeutas deben prestar especial atención.


¿Cuándo quitarse la ropa? ¿Cuándo mantener las prendas puestas?

Quitarse o no quitarse las prendas dependerá del tipo de actividad de rehabilitación que se esté realizando.


¿Recuerdas la regla general de las “23 horas” para el uso de prendas de presión?



Durante la fase activa de crecimiento de la cicatriz hipertrófica, debemos aplicar una presión continua para contrarrestar el crecimiento de la cicatriz. En términos generales, no queremos interrumpir el tiempo de uso tanto como sea posible, excepto cuando sea realmente necesario, como al bañarse o ducharse. Es por eso que los pacientes deben mantener sus prendas de presión puestas cuando realizan actividades de rehabilitación como en los ejercicios activos o pasivos, estiramientos o entrenamiento funcional. Algunas actividades, como los ejercicios con masilla terapéutica o con herramientas recubiertas de velcro (como la tabla E-Z Exer-board), se corre el riesgo de que se ensucie o se dañe la tela del guante de la prenda de presión. En lugar de quitarse los guantes de prendas de presión para realizar los ejercicios, podemos usar guantes desechables de plástico transparente sobre los guantes de presión.


Retiramos las prendas de presión si la intervención rehabilitadora requiere contacto directo con la piel, como en los casos de ultrasonidos, masaje con loción o actividades de desensibilización. También retiramos la prenda si la intervención de rehabilitación provocará fricción el tejido de las prendas en cicatrices aún frágiles o inestables, como durante la terapia manual.


Precauciones para reducir el riesgo de problemas

El terapeuta puede tomar las siguientes precauciones para reducir el riesgo de fricción o molestias causadas por las prendas de presión durante las intervenciones de rehabilitación. El principio rector es que queremos evitar causar heridas o ampollas.


1. Proteger articulaciones específicas

Algunas intervenciones implican movimientos repetitivos que naturalmente harán que el tejido de la prenda roce la piel. Esta fricción sobre las articulaciones o las áreas circundantes (por ejemplo, el olécranon del codo o la fosa antecubital) puede causar molestias, irritación y finalmente, provocar heridas o ampollas. Se puede colocar una capa protectora de gasa no tejida entre la piel y la prenda para reducir la fricción.


2. Observe el estado de la piel después de la intervención de rehabilitación

Es importante que el terapeuta observe el estado de la piel del paciente después de las intervenciones de rehabilitación y que también eduque al paciente para que esté atento a signos de heridas o de ampollas. Si aparecen heridas después de la intervención de rehabilitación, será necesario ajustar la intensidad, la frecuencia o incluso el método de intervención.


3. Asegúrate de que las prendas de presión queden bien.

Las prendas demasiado ajustadas no solo afectarán la destreza de movimiento durante la rehabilitación, sino que también aumentarán el riesgo de heridas por fricción en la piel. El terapeuta debe asegurarse de que las prendas proporcionen la presión adecuada sin estar demasiado apretadas, lo que de otro modo podría causar otras complicaciones.




Si quieres saber más sobre el uso de prendas compresivas, asegúrese de registrarse en nuestro curso en línea "Rehabilitación de la Mano Quemada - Intervenciones de Presoterapia".


Próxima capacitación: 2 de octubre - 3 de noviembre 2023

Inscripción: A partir del 25 de agosto

Comments


Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas actualizaciones del blog

Gracias

bottom of page