top of page

Comprender el impacto del Trastorno de Estrés Postraumático en la rehabilitación de quemaduras

Maggie Mu-Tzu NIU, Psicóloga Consejera

Sunshine Social Welfare Foundation

 
Impacto del Trastorno de Estrés Postraumático en la rehabilitación de quemaduras

Las lesiones por quemaduras son una experiencia traumática que puede tener un impacto perdurable en la salud mental de un individuo. Después de una experiencia tan peligrosa para la vida, es común que los pacientes experimenten secuelas psicológicas, que no solo afectarán la rutina diaria del paciente, sino que también tendrán un impacto grave en el progreso de su rehabilitación. En este artículo, examinamos el impacto del trastorno de estrés postraumático (TEPT) en la rehabilitación de quemaduras, cuáles son los signos a los que los terapeutas deben prestar mucha atención y qué pueden hacer para apoyar al paciente en su recuperación física y mental.


¿Qué es el trastorno de estrés postraumático?

El trastorno de estrés postraumático es una afección de salud mental que puede desarrollarse en personas que han experimentado (o presenciado) un evento traumático, como las quemaduras. Las personas con trastorno de estrés postraumático a menudo experimentan síntomas que persisten mucho después de haber ocurrido el evento traumático. Estos síntomas se pueden clasificar en cuatro grupos principales:


  1. Pensamientos o recuerdos intrusivos del evento traumático: pueden manifestarse como pesadillas angustiosas o flashbacks, donde las personas reviven el evento traumático.

  2. Evitar desencadenantes o recordatorios asociados con el trauma: esto puede incluir evitar ciertos lugares, personas o actividades que les recuerden el trauma.

  3. Cambios negativos en el pensamiento y del estado de ánimo: pueden tomar la forma de sentimientos de culpa, vergüenza o un sentido distorsionado de culpa por el evento.

  4. Mayor excitación o reactividad: esto puede tomar la forma de mayor irritabilidad, hipervigilancia, dificultad para concentrarse o una respuesta de sobresalto exagerada.


Estas reacciones pueden provocar altibajos emocionales más graves, alteraciones de las rutinas diarias e incluso aislamiento social. No todos los pacientes quemados desarrollarán TEPT y, en el caso de los pacientes que sí lo hacen, la gravedad y la duración pueden variar de un paciente a otro. Si estos síntomas persisten durante más de un mes, es probable que el individuo sufra TEPT y el paciente debe buscar ayuda profesional de un experto en salud mental, como un psiquiatra o un psicólogo, que pueda proporcionar un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.


¿Cuál es el tratamiento para el trastorno de estrés postraumático?

El tratamiento psicológico para el trastorno de estrés postraumático generalmente implica una combinación de medicación y psicoterapia, como terapia individual, terapia de grupo, terapia familiar o terapia comunitaria. Un psiquiatra puede recetar pastillas para dormir o medicamentos estabilizadores del estado de ánimo, pero será con una estrecha vigilancia, los pacientes no deberían preocuparse por la adicción. Las sesiones de psicoterapia con un psicólogo pueden ayudar a los pacientes a aprender mecanismos de afrontamiento y aumentar su sensación de control y seguridad.


¿Cómo afecta el trastorno de estrés postraumático a la rehabilitación de quemaduras?

En la práctica clínica, los terapeutas suelen encontrarse con pacientes que presentan síntomas de letargo, apatía y cansancio excesivo. Estos pacientes pueden sufrir alteraciones del sueño debido al trastorno de estrés postraumático, experimentar dificultades para conciliar el sueño y pesadillas frecuentes . Como resultado, pueden intentar compensar la falta de sueño tomando siestas durante el día, lo que lleva a una rutina irregular que afecta aún más sus niveles de energía y de motivación. En consecuencia, los pacientes pueden llegar tarde a las sesiones de rehabilitación, quedarse dormidos durante las sesiones de entrenamiento o parecer participar sólo a medias en sus ejercicios.


Otro desafío importante que enfrentan los terapeutas son los pacientes que prefieren saltarse la rehabilitación en lugar de participar en actividades de forma independiente. Este comportamiento surge de una sensación profundamente arraigada de inseguridad y vulnerabilidad cuando se les deja solos. Los pacientes con trastorno de estrés postraumático a menudo se sienten inseguros sin la presencia de un cuidador o de un miembro de la familia, lo que les impide realizar tareas por sí solos. Esta dependencia de otros no sólo obstaculiza su progreso en la rehabilitación, sino que también intensifica sus sentimientos de impotencia y de pérdida de control.


Los pacientes pueden exhibir comportamientos regresivos, convencidos de su incapacidad para realizar incluso tareas simples. Esta mentalidad pesimista surge del trauma que han experimentado, lo que les lleva a percibir el futuro como incontrolable y sin esperanza. En consecuencia, los pacientes pueden mostrar resistencia a la hora de participar en su propia rehabilitación.


Cuando se enfrentan a estos comportamientos, los terapeutas deben comprender que NO son expresiones de la personalidad o el carácter del paciente, como la pereza por parte del paciente. Más bien, se debe a que el trastorno de estrés postraumático se interpone en el camino de la recuperación física.


¿Cómo puede el terapeuta ayudar a los pacientes quemados que padecen trastorno de estrés postraumático?

Aunque el tratamiento real del trastorno de estrés postraumático lo brindan profesionales de la salud mental, como psiquiatras o psicólogos consejeros, los terapeutas también pueden contribuir a apoyar a la recuperación de la salud mental del paciente y reducir el impacto disruptivo del trastorno de estrés postraumático en la rehabilitación.


1. Facilitar la derivación a un profesional de salud mental.

El trastorno de estrés postraumático es una afección grave que requiere tratamiento profesional y no debe ignorarse. Debido a su frecuente interacción con los pacientes, los terapeutas suelen estar en una buena posición para observar e identificar posibles síntomas de trastorno de estrés postraumático, y lo primero que pueden hacer es ayudar a derivar a los pacientes a los profesionales de salud mental adecuados. Sin embargo, los pacientes pueden ser reacios a buscar tratamiento debido al estigma asociado a la salud mental, por lo que el terapeuta puede ayudarlos a comprender que buscar ayuda profesional no es un signo de debilidad, sino un paso necesario en el proceso de recuperación.


2. Desarrollar e incorporar estrategias empáticas al proceso de rehabilitación.

Los terapeutas deben abordar estas situaciones con empatía, paciencia y una profunda comprensión del trastorno de estrés postraumático, reconociendo que el comportamiento del paciente tiene sus raíces en su trauma y que tiene el potencial de superarlo con tiempo y apoyo. Los terapeutas pueden desempeñar un papel vital para ayudar a los pacientes a recuperar una sensación de control, seguridad, calma, competencia, conexión y esperanza, incorporando estrategias empáticas simples pero efectivas en su trabajo con el paciente. Al proporcionar explicaciones detalladas antes de los ejercicios de rehabilitación, los terapeutas preparan psicológicamente a los pacientes y crean una sensación de seguridad. Alentar a los pacientes a mantener una rutina normal, realizar actividades relajantes durante las sesiones y reconocer su progreso, ayuda a infundir una sensación de calma y competencia. Además, los terapeutas pueden facilitar la interacción social discutiendo los intereses del paciente, organizando ejercicios grupales y organizando salidas de participación social. Al incorporar las metas futuras de los pacientes en sus planes de rehabilitación y fomentar la esperanza, los terapeutas pueden motivarlos y aumentar su cumplimiento en el proceso del tratamiento.


3. ¡No olvides involucrar al cuidador!

El papel de los cuidadores también es crucial a la hora de apoyar al paciente durante el proceso de rehabilitación. Un terapeuta puede involucrar a los cuidadores para ayudarlos a comprender el impacto del trastorno de estrés postraumático en el paciente y enseñarles métodos para apoyar su recuperación. Al trabajar juntos, los pacientes pueden superar los efectos del trastorno de estrés postraumático y lograr avances significativos en sus planes de rehabilitación.


Conclusión

La rehabilitación puede ser difícil para los pacientes con TEPT con lesiones por quemaduras, pero con el apoyo y la orientación adecuados, puede ser exitosa. El terapeuta puede primero tomar conciencia del trastorno de estrés postraumático y reconocer los síntomas potenciales. El terapeuta también puede trabajar con el paciente para ayudarlo a comprender el impacto del trastorno de estrés postraumático en su recuperación y guiarlo hacia los recursos de salud mental adecuados. En el proceso de rehabilitación, el terapeuta puede incorporar estrategias empáticas para ayudar al paciente a recuperar una sensación de control, seguridad, calma, competencia, conexión y esperanza. Los cuidadores también pueden participar para brindar apoyo y comprensión al paciente. Con el apoyo y la orientación adecuados, los pacientes pueden superar sus desafíos y avanzar en su proceso de rehabilitación.


Leer en línea los consejos para ayudar a los pacientes quemados con Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT):

consejos para ayudar a los pacientes quemados con Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT)


Factores Psicosociales que afectan la Rehabilitación de las Quemaduras

Para obtener más información sobre cómo los factores psicosociales afectan la rehabilitación de quemaduras y cómo puede brindar apoyo a su paciente, consulte nuestro curso en línea Factores Psicosociales que afectan la Rehabilitación de las Quemaduras.

Commenti


Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas actualizaciones del blog

Gracias

bottom of page