top of page

Prioridad al tratar la Mano en Garra, ¿Las articulaciones MCF o las articulaciones IF?

Lic. Vita TU, Terapeuta Ocupacional y Gerente de Proyecto

Sunshine Social Welfare Foundation

 

Las deformidades de la mano posterior a una quemadura son complejas por naturaleza, afectan diferentes articulaciones de diferentes maneras y requieren diferentes objetivos de intervención. Tomemos por ejemplo la deformidad de la Mano en Garra. ¿Cuál es la prioridad al tratar la Mano en Garra? ¿Las articulaciones MCF o las articulaciones IF?


La Mano en Garra se presenta con hiperextensión de las articulaciones metacarpofalángicas (MCF) y flexión de las articulaciones interfalángicas proximales (IFP). Tanto las articulaciones MCF como las IFP presentan deformidades, pero la dirección de la deformidad es diferente.



Cuando planificamos nuestras metas e intervenciones de rehabilitación, idealmente queremos lograr el máximo impacto. Si abordar un problema puede ayudar a resolver o disminuir otros problemas al mismo tiempo, esto es bastante eficiente. Entonces, en el caso de la deformidad de la Mano en Garra, ¿Con qué deformidad articular debemos comenzar? ¿Debería tratarse primero el problema de la articulación MCF? ¿O debería tratarse primero el problema de la articulación IFP? En términos de efectividad de la intervención, ¿Qué articulación debemos priorizar para lograr el máximo impacto?


Desde nuestro punto de vista, el tratamiento de los problemas de las articulaciones MCF es primordial a los problemas de las articulaciones IFP. Esto se basa en dos consideraciones: Funcional y Anatómica. Explicaremos ambas consideraciones a continuación.


Consideración funcional

Para realizar un agarre normal, las articulaciones MCF, IFP e incluso la IFD deben tender a la flexión. Sin embargo, en el caso de la Mano en Garra, la articulación MCF está en hiperextensión, que es una dirección completamente opuesta al movimiento de agarre normal. Desde una perspectiva funcional, si se puede reducir el problema de hiperextensión de la articulación MCF y mejorar la capacidad de realizar la flexión de la MCF, incluso si la articulación IFP todavía tiene algunas limitaciones, la mano aún puede mantener la capacidad de agarre básico. Por lo tanto, cuando se trata de la Mano en Garra, podemos empezar por tratar el problema de hiperextensión de la articulación MCF antes de tratar con la flexión de la articulación IFP.


Consideración anatómica

Las articulaciones MCF y las IFP de los dedos están unidas entre sí a través de la estructura anatómica de tendones y ligamentos. En el caso de la deformidad de la Mano en Garra, cuando las articulaciones MCF se hiperextienden, es más probable que esto provoque la flexión de la articulación IFP.


Las bandas laterales y el deslizamiento central al final del extensor común de los dedos (ECD) están conectados a los músculos lumbricales e interóseos. En términos de función, el deslizamiento central y las bandas laterales pueden considerarse como los tendones de los músculos lumbricales e interóseos. La contracción del ECD produce principalmente la extensión de las articulaciones MCF, mientras que la extensión de las IF se produce por la contracción de los músculos lumbricales e interóseos. Por lo tanto, cuando la articulación MCF está en hiperextensión, en el brazo de momento (momento arm) desde el ECD hasta la articulación IFP se acortará y la fuerza que actúa sobre la extensión de las IF se debilitará, lo que resultará en un aumento de la fuerza relativa de los músculos flexores FSD y FPD, lo que resulta en una mayor flexión de la IF. Por lo tanto, si priorizamos la reducción de la hiperextensión de la MCF, a medida que aumenta la flexión de la MCF, esto a su vez promoverá la extensión de la IFP, lo que ayudará a mejorar el problema de la flexión excesiva de la IFP de la deformidad de la Mano en Garra.


Extensor Común de los Dedos
Extensor Común de los Dedos ECD (resaltado en rojo). Las bandas laterales y el deslizamiento central están al final del Extensor Común de los Dedos.

Extensor Común de los Dedos, músculos lumbricales, los músculos interóseos
El Extensor Común de los Dedos, ECD (resaltado en rojo), los músculos lumbricales (resaltados en púrpura) y los músculos interóseos (resaltados en azul). Las bandas laterales y el deslizamiento central se conectan con los músculos lumbricales e interóseos al final del Extensor Común de los Dedos.

Ya sea por consideraciones funcionales o anatómicas, priorizar el problema de la hiperextensión de las articulaciones MCF en nuestro plan de intervención tiene más sentido en términos de "Eficiencia" de la intervención. Esto se debe a que podemos generar más ganancias no solo en términos de mejorar el problema de la articulación MCF, sino también mejorar el problema de la flexión de las IFP.


Comentarios


Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas actualizaciones del blog

Gracias

bottom of page