top of page

ABVD como objetivos de los entrenamientos postquemadura

Lic. Vita TU, Terapeuta Ocupacional y Gerente de Proyecto

Sunshine Social Welfare Foundation

 
ABVD como objetivos de los entrenamientos post quemadura

Después de su lesión, los sobrevivientes de quemaduras a menudo dirán que quieren “mejorar” o “volver a lo que solían hacer antes de sufrir la lesión por quemaduras”. Pero las dificultades de la rehabilitación a largo plazo traen consigo contratiempos, y los sobrevivientes de quemaduras a menudo querrán darse por vencidos y rendirse. Al ayudar a nuestros pacientes a comprender mejor la correlación entre el contenido de las actividades de rehabilitación y sus propios objetivos de "mejorar" y "volver a lo que solían hacer", podemos mejorar su motivación hacia la rehabilitación. Este artículo analiza cómo podemos hacer que la rehabilitación sea más útil y significativa para nuestros pacientes mediante el uso de ABVD como objetivos de los entrenamientos postquemadura vinculados a las funciones de la vida diaria.


¿Qué es ABVD?

ABVD significa Actividades Básicas de la Vida Diaria, que son las actividades para manejar las necesidades físicas básicas (a diferencia de las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria o AIVD, que son actividades mucho más complejas, que están relacionadas con la capacidad de vivir de manera independiente en la comunidad).


Ejemplos de ABVD

  • Alimentación: Capacidad de llevarse la comida a la boca usando utensilios por sí mismo, pero no incluye la preparación de la comida.

  • Ir al baño: Capacidad de usar el baño y asearse.

  • Transferencia: Capacidad de moverse en la cama, capaz de transferirse entre cama, silla, silla de ruedas.

  • Vestirse y arreglarse: Capacidad de elegir la ropa adecuada y ponérsela de forma independiente, capacidad de mantener una apariencia limpia.

  • Baño: Capacidad de lavarse la cara, el cabello y el cuerpo.


¿Por qué utilizar ABVD como objetivos de los entrenamientos postquemadura?

Cada actividad de la vida diaria se realiza a través de movimientos compuestos de múltiples articulaciones, que además de la coordinación, también requieren un buen rango de movimiento. Por ejemplo, como terapeutas sabemos que es necesaria una combinación de componentes como la flexión del codo y la flexión de la articulación MCF para sujetar objetos y realizar actividades de manipulación de forma independiente, como comer o cepillarse los dientes. También sabemos que la flexión de las MCF a 90° y la flexión de codo de 135° son ideales para realizar las actividades antes mencionadas sin problemas. Pero cuando establecemos objetivos para nuestros pacientes Y SE LOS COMUNICAMOS, ¿Qué significa para ellos la flexión de 90° MCF y la flexión de codo de 135°? ¿Qué representan concretamente estos números abstractos y por qué vale la pena esforzarse por alcanzarlos a pesar de todas las dificultades y contratiempos?


Aquí es donde el uso de ABVD como objetivos de los entrenamientos se vuelve útil. Con el ejemplo anterior, si el paciente entiende que el objetivo es poder sostener una cuchara y llevarse la comida a la boca para comer, y para lograr este objetivo, es necesario lograr una flexión de MCF de 90° y una flexión de codo de 135°, las metas de rehabilitación abstractas se correlacionarán con las metas concretas de la vida diaria del paciente y se volverán más específicas y significativas. El paciente comprenderá mejor cómo la rehabilitación se correlaciona con una mayor independencia en su vida diaria y una reducción de la carga que recae sobre el cuidador y, por lo tanto, se sentirá más motivado y más dispuesto a tolerar el dolor.


En la siguiente tabla se ilustra algunos ejemplos de cómo las ABVD se puede utilizar para "reformular" los objetivos y así el paciente los identifique más fácilmente, y los correlaciona con nuestros objetivos de rehabilitación de rango de movimiento más tradicionales.

ABVD como objetivos de los entrenamientos post quemadura - Correlación entre ABVD, objetivos de rehabilitación y componentes funcionales
Correlación entre ABVD, objetivos de rehabilitación y componentes funcionales

Por lo tanto, el terapeuta puede analizar las necesidades del entrenamiento y las prioridades de ABVD con el paciente o con el cuidador, y luego podrá establecer objetivos de acuerdo con la capacidad del paciente. Para lograr la independencia en la práctica una actividad ABVD puede dividirse en varios objetivos en diferentes etapas, como poder lavarse el torso uno mismo primero y luego poder lavarse el cabello. Y para cada objetivo, habrá un componente correspondiente que se debe entrenar, que puede ser la movilidad articular o la fuerza muscular. Esto también debe determinarse de acuerdo con la condición del paciente.


Use el progreso de las ABVD para permitir que el paciente vea su propio progreso

Cuando usamos las actividades de ABVD como objetivos de la rehabilitación y diseñamos un plan de rehabilitación para el paciente que dará como resultado un progreso, también significa que cierta parte o componente de cierta actividad de ABVD ha logrado la independencia. La rehabilitación generalmente durará un largo período de tiempo. El terapeuta puede guiar al paciente en la revisión de hitos en el logro de las metas. Es posible que se hayan logrado algunos objetivos, mientras que otros aún pueden necesitar más esfuerzos. Guiar al paciente para que sea consciente del progreso de sus propias funciones ayudará a mejorar su sentido de competencia y logro, y ayudará al paciente a continuar invirtiendo tiempo y esfuerzos en su rehabilitación. Por ejemplo, el terapeuta puede ayudar a los pacientes a darse cuenta de que al principio llegaron a la sala de rehabilitación en silla de ruedas, pero después de un mes, pueden caminar con seguridad dentro de la casa y, después de tres meses, pueden subir y bajar escaleras. Cuando ayudamos al paciente a notar el progreso de sus funciones, también podrá promover su propia reflexión sobre los próximos pasos: ¿Qué objetivos no se han logrado? ¿Qué objetivos se espera alcanzar? ¿Qué nuevas metas me gustaría agregar? Al dejar que el paciente use su imaginación para el futuro, ayudará a que el paciente este más dispuesto a invertir en su rehabilitación.


Conclusión

La rehabilitación de quemaduras debe realizarse día a día, en el camino, los pacientes pueden experimentar dolor, retraso en el progreso, etc. Sin embargo, poder volver a algo cercano a lo era su vida antes de sufrir las quemaduras, es lo que todo sobreviviente espera, y lo más básico para lograrlo es la independencia de ABVD. Si las actividades ABVD se utilizan como objetivo de rehabilitación y se diseña un plan de rehabilitación en consecuencia para el paciente, el paciente puede estar más enfocado y dirigido en la implementación de su rehabilitación; y al guiar regularmente al paciente para que perciba su progreso y la mejora de sus funciones, esto ayudará a fomentar la imaginación de posibilidades futuras, y estará el paciente más motivado para recuperarse.


Curso en línea Actividades de la Vida Diaria y Entrenamiento Funcional del Paciente Quemado

Para obtener más información sobre las actividades de la vida diaria y cómo diseñar intervenciones para ayudar a nuestros pacientes a recuperar la mayor funcionalidad posible para que puedan volver a una vida independiente de calidad, no se pierda nuestro próximo curso en línea “Actividades de la Vida Diaria y Entrenamiento Funcional del Paciente Quemado”.


Fecha del próximo curso: 1 de septiembre - 30 de septiembre 2023

Fecha de inscripción: A partir del 25 de julio 2023

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas actualizaciones del blog

Gracias

bottom of page